Qué es la música

La música, aquella disciplina artística la cual va desapareciendo a medida que las agujas del reloj van avanzando.

No hay duda de que la música es arte, pero ¿es algo más? Sin dudarlo ni un instante, mi respuesta es afirmativa. La música es comunicación, es empatía, es respeto, es confianza, es valorar lo que cada uno hace, es admiración, es amor y es belleza.

Durante un concierto o ensayo, sin duda, la misión del director es que todos esos elementos salgan a flote. Al final, el director es una figura de referencia y por tanto, si tú pones todo tu empeño en que eso se produzca, finalmente ocurrirá. El director debe potenciar el talento que tiene delante, confiar en su gente y acompañar de la mano a cada músico en este apasionante camino.

Esas sonrisas, esas miradas de complicidad entre músicos en la orquesta, eso es lo realmente importante, porque significará que ese momento quedará en la memoria de las personas que lo experimenten. Por ello, los artistas tenemos como reto crear esas atmósferas para que eso se produzca. Debemos ser creadores de momentos únicos, ya que nunca un concierto o ensayo será igual a ningún otro.

En el momento en el que se haya producido todo eso, se puede decir que la música ha penetrado en el alma de la persona pero partiendo de una premisa muy importante y vital, el amor.